las vidas perfectas no existen, porque no somos perfectos, queremos serlo, y para ello nos basamos, en criterios, que aveces no son realmente lo que en el fondo nos hace bien, si no más bien criterios, de una supuesta vida perfecta, que nos la muestran en todo momento.Una american life, el cuento del principe y la princesa, hoy transformado en buscar la pareja 10, un ser cada vez mejores y más competitivos. Os doy un ejemplo, de ese cambio,hace 30 años estar con 10 o 15 kilos de más, era ser fuerte, hoy es ser gordo o obeso, físicamente ya estas mal cara a la sociedad, e inconscientemente rechazamos a gente así, porque ponemos en valor el físico, haciendo de ello un negocio multimillonario, con todo lo esta relacionado al verse o que te vean bien. Nos venden cada vez más, una forma de ser, muy interesada,tenemos que sobresalir en algo, en el trabajo, en el deporte(ya mucha gente que hace deporte es casi semiprofesional), en tendencias(Youtubers, blogeros... en grupos whatsapp) acorde con este mundo liberal, que lo que importa es, ser alguien, con menor o mayor coste, aunque para ello dejemos a las personas de lado.
Tampoco nos hablan del coste que esto supone, es como las contra-indicaciones de un medicamento... te puede servir, pero lee la letra pequeña, porque puedes tener reacciones muy malas a dicho medicamento. Me explico, apostar por un modelo de vida cada vez más exigente, de primero hace que tengas un estrés añadido, pues estas mucho más presionado para llegar a unos supuestos objetivos, que muchas veces tampoco solo dependen de ti, y hoy parece ser que todo depende de uno mismo, No puedes bajar la guardia, hay que estar siempre enérgico y con buena actitud ante los problemas, aunque estés muerto por dentro. Hoy en día se lleva un positivismo, que nos encierra, en que nos vean bien, aunque estemos destrozados. Cada vez es más difícil mostrar las debilidades, las ocultamos, no queremos ser los aguafiestas, aunque sintamos que al de al lado le pasa exactamente igual. Cuanta gente anda con ansiolíticos, yendo a psicólogos, lo hemos normalizado, porque como en todo buscamos el remedio más directo y supuestamente eficaz, sin plantear un cambio de vida, porque ya la tenemos tan asumida e impuesta, que la aceptamos así. Hoy la mayor enfermedad, es la soledad, una soledad que crece como la metástasis de un cáncer, una soledad que está siendo disimulada por una realidad virtual, unos inseparables smartphones, que son en algunos casos más importantes que la pareja, y me remito a unas encuestas a pie de calle, que hizo el intermedio, y para uno de cada tres, lo más importante era tener móbil, antes que la pareja, la familia o amigos.Pues hay tal adicción a las redes sociales, sean estas el facebook, instagran o grupos de whatsapp, que dedicamos cada vez más tiempo a estas nuevas formas de comunicación, muy interesadamente por este sistema liberal(con o sin el consentido uso, que luego hacen de tus datos) alejándote del contacto directo, y por consecuencia más soledad.
En definitiva, que la vida perfecta no existe, y es una quimera que nos la meten o metemos en nuestra vida, sin darnos opción a plantearnos otras cosas o formas de vivir... por eso, al que se lo plantea, lo vemos como un extrafalario o un hippy, y si encima es contestatario y planteas lucha, un radical violento... cuando la violencia está implícita, en esta manera de imponer una forma de vida, cada vez menos cuestionada, aunque tenga muchas contraindicaciones.

Visitas: 115

Responde a esto

© 2020   Creado por Clan-2000   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio